loader-logo

Ella, mi hermana, es y siempre será mi gran luchadora. #COMPARTETUHISTORIA

Vivir al lado de una persona que sufre TCA es duro, pero si esa persona es tu hermana pequeña, los miedos se multiplican por mil. Durante el proceso, he confiado mucho en los profesionales que llevaban el caso, me daban tranquilidad. Pero sobretodo, nunca he dejado de ver a mi hermana como una persona fuerte capaz de tirar para adelante, ha sido gracias a su esfuerzo y constancia. Mientras veía como iba superando obstáculos, con esa valentía que no dejo de admirar, yo me iba sintiendo más orgullosa de ella (aunque a día de hoy seguro que piensa que lo digo por agradar, pero no es así).

He de reconocer que no ha sido un camino fácil, muchas veces pensaba que lo estaba haciendo mal, no sabía cómo decirle las cosas, vigilando lo que ella hacía, escondiéndole cosas para no hacerle daño…
A día de hoy, si miro hacia atrás, tanto ella como su familia y amigos podemos sentirnos orgullosos de lo que ha conseguido. Y yo, como hermana, me siento con suerte de que esa persona tan valiente la tenga conmigo, me da lecciones y me enseña mucho más de lo que ella y yo nos podríamos imaginar.

Ella, mi hermana, es y siempre será mi gran luchadora.

Laura.