Home

El equipo de prevención de FITA se desplaza a Logroño

Barcelona 17 de mayo de 2017-. El equipo de Prevención y Formación de FITA viaja a Logroño para hablar sobre Trastornos Alimentarios y Trastornos de Conducta

jfelizlogroño adri logroñoII jfelizlogroño

Javier Feliz y Adrián Gimeno, psicólogos de ITA especializados en Trastornos de Conducta y Trastornos de la Conducta Alimentaria respectivamente,  participan  en una jornada formativa dirigida a profesionales de la salud en el CIBIR (Centro de Investigación Biomédica de la Rioja) de la Fundación Rioja Salud.

Esta fundación tiene como objeto la promoción y protección de la Salud en cualquiera de sus vertientes mediante la docencia, la investigación, el desarrollo e innovación de las Ciencias de la Salud, así como la realización de actividades de promoción, prestación y gestión de recursos y servicios sanitarios avanzados.

Más que alimentos

La alimentación y su importancia están en boca de todos y siguen ganando terreno en nuestra sociedad. Una afirmación aparentemente positiva puede no serlo tanto cuando la enmarcamos en un contexto socioeconómico dónde la industria alimentaria se ha convertido en el nuevo profesional de la salud.

El interés creciente por este mundo no es algo nuevo. La sobreinformación y la publicidad constante sobre alimentación por parte de empresas alimentarias, medios de comunicación  y algunos profesionales de salud han creado necesidades dónde no las había.

La historia mitológica en el mundo alimentario ha dejado suficientes ejemplos de alimentos o dietas  de “moda” que han ido desapareciendo por su propio peso. La alimentación “saludable” ya no se concibe igual y normalmente la acompañan valores como “bienestar”, “éxito”, etc. Vivimos en la sociedad del culto “a lo saludable” donde se ha generalizado atribuir propiedades curativas a algunos alimentos o dietas, ¿pero existe fundamento científico en esto?

Hablamos de alimentos venerados erróneamente llamados superalimentos, como las semillas de chia, la quinoa, el té matcha, las leches vegetales o el cacao, entre otros.  Por ejemplo, las semillas de chia efectivamente son más ricas en Omega 3 comparativamente con el pescado azul pero quién consumiría 100g de chia si comiendo dos raciones de pescado azul a la semana se consigue la cantidad recomendada de omega-3.

Al mismo tiempo hay mensajes de rechazo extremos  a alimentos o nutrientes percibidos como tóxicos como el azúcar, la carne roja, la lactosa y el gluten. El gluten y la lactosa no está demostrada que puedan provocar enfermedades y solo los deben excluir de su alimentación aquellas personas que tras pruebas médicas se confirmen que son intolerantes.

Cada etiqueta que colgamos a un alimento no solo promociona cualidades sin base científica sino que distrae y confunde a la población, generando una sensación de falsa seguridad en la que pueden llegar a pensar que por tomar “un batido detox”, otras conductas de riesgo como fumar o el sedentarismo ya no perjudican tanto.  Si añadimos a esta falsa sensación estudios que correlacionan dichas prácticas alimentarias con complicaciones físicas (cetosis, desmineralización, pérdida masa muscular,…) no solo puede ser placebo o inocuo sino que en algunos casos puede ser peor el “remedio” que la enfermedad.

Las cifras de sobrepeso y obesidad reflejan que siguen existiendo vacíos en el manejo nutricional que pueden explicar  la escasez de resultados a corto y largo plazo. ¿es posible que le estemos dando más importancia a la dieta y a la exclusión de ciertos alimentos que a la relación que establecemos con ellos? ¿Pero qué resultados estamos obteniendo?

Está demostrado que la relación con la comida puede conllevar alteraciones en la esfera emocional que pueden desencadenar alteraciones de la conducta  alimentaria en forma de atracones con o sin compensación empeorando la situación de obesidad. También existe el riesgo, en pacientes vulnerables, de desarrollar trastornos de la conducta alimentaria.

La salud se consigue a través de una alimentación variada y moderada siguiendo los principios de la pirámide alimentaria. Hoy en día hay consenso en que la dieta mediterránea gracias a su riqueza en fruta, verdura, aceite de oliva extravirgen y frutos secos, permite alcanzar una buena salud física y mental, previniendo enfermedades degenerativas, cardiovasculares y metabólicas como la obesidad y la diabetes.

Esto no quiere decir que estos superalimentos no tengan propiedades nutritivas interesantes y de las que nos podemos beneficiar. Es por esto que los podemos incluir en nuestra alimentación pero como parte de una dieta equilibrada. Del mismo modo los alimentos “prohibidos” se pueden introducir en su justa medida dentro de un plan dietético correcto.

Dra. Agnès Peris Baldrich

DN Ferran Vila Perez

Departamento de Medicina y Nutrición de ITA

La Sexta visita la Unidad infantojuvenil de Trastornos Alimentarios de ITA Argentona  

La Sexta se interesa por el aumento de diagnósticos en TCA en nuestro país. Son el 50% más que en 2010 y los trastornos alimentarios se han convertido en la tercera enfermedad crónica entre nuestros jóvenes.

Silvia Fernández, responsable de la unidad infantojuvenil de Trastornos de la Conducta Alimentaria de ITA Argentona, habla de los síntomas de alerta que pueden alarmarnos de que un adolescente está sufriendo un trastorno alimentario, de cómo prevenir este tipo de conductas y qué hacer cuando las detectamos.
Una paciente del centro explica su experiencia para ayudar a otras chicas/os que se encuentren en su situación.

lasexta

FITA firma un convenio de colaboración con la Fundación AGIM 

AGIM es una entidad que da apoyo personalizado y grupal a todas aquellas personas que han sufrido Ictus, enfermedades neurodegenerativas y discapacidades físicas. Tiene como objetivo ofrecer servicios que cubran las necesidades detectadas de las personas con diversidad funcional para promover la autonomía personal y la vida independiente, especialmente en el ámbito de la salud, personal y social.

El convenio recoge la colaboración para que pacientes de las Unidades Infantojuveniles de TC y TCA puedan hacer acciones de voluntariado en AGIM, en los diferentes servicios que ofrecen, o colaborando en actos y/o actividades deportivas y lúdicas que pueda organizar AGIM

Desde FITA estamos muy contentos de poder colaborar con AGIM y aportar nuestro granito de arena.

agim col·laboradors fita

La atención psicológica para los niños es insuficiente

El Síndico de Agravios publica un informe en el que estima insuficiente la atención psicológica infanto-juvenil

Barcelona Noviembre 2016-.

Según publicaba el Periódico el pasado sábado, 26 de noviembre de 2016, entre el 2010 y el 2015 se ha reducido la media de visitas anuales por pacientes aunque el informe sostiene que los niños cada vez necesitan más atención psicológica.

Los datos facilitados por la Consejería de Salud recogen que el 29% de los pacientes que acuden a este tipo de consultas son menores de edad. Este aumento de la demanda y la insatisfacción por parte de la salud pública ha hecho que Rafael Ribó, en el marco de la presentación del Informe Anual sobre los Derechos del Niño de 2016, haya afirmado que “si la salud mental suele ser la “cenicienta” del sector sanitario “, en el caso de los niños, se puede afirmar que” estamos ante la cenicienta por excelencia “.

Es importante tener una visión general del problema ya que según la OMS, el 6% de los adolescentes sufren un TCA y, 1 de 4 personas con las que te cruzas por la calle pasa o pasará por un problema de salud mental por lo que hay que concienciar a la sociedad de que las enfermedades mentales son enfermedades que necesitan recursos especializados y que den respuesta a las necesidades que la población tiene.

En este ámbito, ITA ofrece una red de recursos asistenciales, integrales y altamente especializada en el tratamiento de atención psicológica, poniendo especial atención en el tratamiento de adolescentes y niños.

http://www.itacat.com/qui-som/sobre-itacat.html

 

home cast