loader-logo

Privado: #yomequedoencasa en los Pisos Terapéuticos de FITA

Ya llevamos más de un mes confinados. Quizás ya hemos hecho todo lo que teníamos previsto, quizás ya nos hemos cansado de reflexionar, tal vez seguir el ritmo de la pandemia nos angustia aún más. ¿Cómo lo están llevando las personas que residen en los pisos? Algunas están pasando la cuarentena en sus domicilios, otros se han quedado en los pisos terapéuticos sin poder abrazar a sus familias y las rutinas se hacen pesadas.

¿Qué está suponiendo todo esto y que estamos aprendiendo?

No por estar en confinamiento dejamos de enfrentarnos a miedos e inseguridades que a menudo tienen que ver con el exterior, vinculadas a las relaciones sociales y al aislamiento social. Ahora en casa (re)aparecen otras situaciones limitantes a las que hay que hacer frente, que tienen que ver con el mundo interior, con el YO personal. Aparece la autoexigencia, la necesidad de planificación y orden versus la dificultad en hacerlo, así como los conflictos propios de la convivencia 24/7.

Toca recolocar(nos). Darnos la oportunidad de descubrirnos un poco más, con nuevas aficiones o recuperarlas, incluso; encontrar los canales para permitirnos expresar cuando las emociones más desagradables nos invaden; a dar valor a aquello que antes pasábamos por alto.

Es sano mantener el contacto con los que no tenemos cerca, a través de videoconferencias y las redes, todas estas posibilidades que nos ofrece el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Asimismo, debemos aprovechar el tiempo con los que sí nos podemos ver a diario, sea la pareja, la familia, los compañero(a)s de piso… y buscar la fórmula de sentirnos satisfechos con lo que hacemos en compañía: estudiar, jugar, cocinar, celebrar aniversarios y festividades aunque sea en pequeño comité, pensando en la originalidad de encontrar una forma inolvidable de recordar este día confinado… !

Tags: